Skechers Go Run Ultra: la "devorakilómetros" de Skechers

Skechers se ha decidido a aumentar su gama de calzado para corredores con este nuevo modelo, de cuyo nombre se puede deducir que están hechas para hacer muchos, muchos kilómetros.
Se trata de una especie de híbrido entre zapatilla de asfalto y trail, si bien el tratamiento que le daremos aquí será el del clásico corredor popular que entrena entre carreteras y caminos de tierra. Será inevitable hacer comparaciones con la que hasta ahora era la zapatilla más orientada al entrenamiento de Skechers, la también recientemente lanzada Go Run Ride 3, teniendo en cuenta que son dos conceptos de zapatilla totalmente diferentes.

Al calzárnosla se nota su comodidad y ajuste, aunque no es la sensación tipo “calcetín” que tiene la Go Run Ride 3. A pesar de que en la parte delantera son más estrechas que éstas, es un modelo que corredores con pie ancho podrán usar sin problemas, ya que siguen proporcionando bastante espacio para los dedos de los pies, gracias al tejido de malla del empeine, que además proporciona buena transpirabilidad.

Como ya se ha mencionado, estas zapatillas están pensadas para hacer muchos kilómetros, debido a la grandísima amortiguación que proporcionan. Esto se debe a la gran cantidad de Resalyte de doble densidad que Skechers le ha insertado en la media suela, lo cual hace que ésta sea más gruesa que en los demás modelos de la marca, lo que lógicamente juega en detrimento de la estabilidad, aunque su grosor sigue siendo menor que el habitual en zapatillas de otras firmas. A pesar de ser tan amortiguada, su peso es tan sólo de 258 gramos en talla 9 USA. Sorprendente, ¿verdad?

Skechers sigue brindando la posibilidad de llevarlas con o sin plantillas, dependiendo de las sensaciones más o menos “naturales” que queramos experimentar. Si nos decantamos por esta última opción contaremos con un “drop” de tan sólo 4mm, con 27mm en el talón, 29mm en la parte media y 23mm en la parte delantera.

La suela tiene unas hendiduras que la atraviesan de lado a lado, lo que le proporciona gran flexibilidad, y está pensada para un agarre total, que Skechers denomina Resagrip.

La Go Run Ultra es adecuada para corredores con pisada neutra de peso alto (+80 kg) que quieran una zapatilla muy amortiguada y flexible al mismo tiempo, o corredores de peso más liviano que quieran ir sobrados de protección. Indicada para distancias muy largas, podrá ser usada por aquellos corredores de distancias más allá del maratón, y como zapatilla de entrenamiento para rodajes largos a ritmo suave-moderado.

Skechers sigue demostrando que es posible comprar zapatillas de altísima calidad por unos 80 euros. A ver si el resto de marcas toman nota.


0 comentarios: